Glorious Moment, enorme, le devolvió la sonrisa a Altair Domingos

Palermo 08 de septiembre de 2019 Por
El hijo de Treasure Beach se quedó con el Gran Premio San Martín (G1), disputado en la tarde de sábado en el Hipódromo de Palermo. Fue por un cuerpo y medio sobre Emiterio.
Ver galería _MG_6952
1 / 7 - _MG_6952

banner_UTTA

GOOD CHANCE

Un gran caballo y un excepcional jockey. Un stud que invierte mucho y merecía otra tarde de Gloria. Una performance que, a pesar de su gran importancia, invita a soñar con la prueba más importante del continente. Glorious Moment se quedó con el San Martín, se puso el traje de mejor fondista de nuestro país, y ya fantasea con el Pellegrini.

“Es muy importante esto para mí, me hacía falta, me descargue, sirve mucho para la confianza, ganar un Grupo 1 de estos es lo máximo”, nos contaba Altair Domingos minutos después la carrera con una sonrisa que no le entraba en el rostro. Y fue realmente importante para el jinete brasileño que festejó con puño en alto en los últimos metros de carrera y nos demostró a que está intacto, como en sus mejores tardes, como en aquel gran año que con Hi Happy conquistó el corazón de todos. “Nico” volvió y dio un verdadero espectáculo con Glorious Moment.

Esperó, él sabía que Wilson Moreyra que viajaba al frente con el enemigo Pure Nelson buscaría la parte exterior de la pista en el ingreso a la recta final. Por eso esperó, y apareció el hueco, por llamarlo de alguna manera, por dentro, y lo movió a al defensor de Las Monjitas y este, en dos saltos, igualó la línea de los punteros para en pocos metros pasó a comandar con autoridad, como un caballo bueno de verdad.

El espejó marcó un cuerpo y medio para el criado por el Haras El Gusy que llegó con autoridad en un tiempo de 2:23.72 para los 2400mts de césped seco.

El dividendo del entrenado por Carlos Daniel Etchechoury –que tuvo una gran tarde- fue de $3.30, mediante el cual fue elegido favorito.

Así, Glorious Momento se quedó con la prueba más importante del calendario en el césped de Palermo y se adjudicó el Campeonato Palermo de Oro Verde. Su actualidad es increíble, pero no tan grande como sus sueños. Ahora vendrá la Copa de Oro y en diciembre, si todo sigue bien, la gran responsabilidad de luchar por el Pellegrini.



Te puede interesar