Análisis - Ramírez |Obsolescencia Programada

Latinoamerica 09 de enero de 2020 Por
Daniel Torres no escribió su crónica del Ramírez ya corrido; a 360 días del próximo propone cambios. Más allá de la humana tendencia a resistirlos, enterarse no produce daños…

banner_infoturf_1200x121_Mesa de trabajo 1

Maroñas
Maroñas - Foto: Facebook Hipódromo de Maroñas

GOOD CHANCE

visit bahamas instagram story Copy 2 (1)

Si hay algo de la modernidad que nos molesta o molestaba a los Generación X es la obsolescencia programada. Estamos viviendo una época de vertiginosos cambios en producción y tecnología, todo es nuevo, todo nos obliga a adaptarnos lo mas rápido posible para no quedar por el camino y la duración limitada (predeterminada por el fabricante) de casi todo lo que usamos es lo mas difícil de asimilar. Para un centennial lo mencionado arriba es lo mas normal del mundo y ellos construirán sus prejuicios en una base distinta a la nuestra, luego se adaptarán a la teletransportación para acompañar a sus hijes y el mundo seguirá girando como si nada (o como si no le quedara nada pero eso es para otra revista).

Una virtud de la raza humana es transformar los problemas en soluciones, no hay nada que se le resista a la materia gris decía Hércules Poirot y la obsolescencia programada no escapa a este enunciado: al saber que todo tiene una vida útil limitada, podemos prever el momento del STOP y decidirlo según nuestra conveniencia para sentir que seguimos controlando esa herramienta. Basándome en este concepto es que hago un llamado a la
comunidad burrera uruguaya antes de que sea demasiado tarde: DEJEMOS DE CORRER EL RAMÍREZ SOBRE 2400 METROS.

Es ahora -como decía el slogan del futuro Presidente de la República- no podemos dejar pasar mas tiempo si queremos integrarnos realmente al turf internacional, confirmar la utilidad de la pista de césped, aumentar el parque caballar y posicionar a la crianza uruguaya un par de escalones mas arriba.
No se pueden esgrimir argumentos de tradición porque si no tendríamos que seguir corriéndolo en 2.800 o 3.000 metros, nadie murió al bajar el Gran Premio a 2.400 y nadie morirá cuando baje a 2.000 metros. Fui uno de los indignados cuando el GP República Argentina bajó de 2.500 a 2.000 metros pero el tiempo le terminó dando la razón a los palermitanos, la tendencia es esa y nuestra región como exportadora que es, tiene que seguirla.

¿Cuántos clásicos Grupo I se corren en el mundo sobre 2.400 metros en la arena? Rápido se me vienen a la mente: el Jockey Club de Perú, el Derby Nacional de Perú, el Belmont Stakes que no le interesa a nadie a menos que haya un posible triplecoronado y el Gran Premio Dardo Rocha que por mas buenos recuerdos que nos traiga, tampoco le mueve la aguja a nadie fuera de la ciudad de La Plata. Las carreras sobre 2.400 que realmente atraen al público se corren sobre césped en Argentina, Brasil, Chile y el resto del mundo; hoy por hoy la arena es atractiva hasta 2.000 metros y nada mas. ¿Cuánta capacidad locomotiva les costó a Boby di Job y Sir Fever estirarse hasta los 2.500 metros cuando habían mostrado exhibiciones de alto nivel en la distancia Classic?
En ese caso estaba la justificada expectativa de ganar la Triple Corona local y ahí ya deciden los propietarios ¿Sacrificamos la carrera internacional a cambio de quedar en la historia? En ambos casos la respuesta fue si y está bien, como periodistas o aficionados podremos discrepar pero hasta no pasar por esa situación, cualquier cosa que digamos será irrelevante.


Podemos opinar para que no vuelva a pasar en el futuro, abrir un debate y entrar en el escenario hipotético del surgimiento de un potrillo con capacidades deportivas fuera de lo común, que nos ilusione con una representación destacada en el Latinoamericano y que luego de ganar el Jockey Club en 2’1” 2/5, tenga que estirarse hasta los 2.500 del Nacional en la arena y luego llegar a los 2.400 del Ramírez para que en el mejor de los casos, dos meses después, tenga que bajar a los 2.000 metros del GP Latinoamericano. Como están las cosas hoy, nuestras mejores opciones para correr un Latinoamericano son un caballo que tiene que bajar de 2.400 a 2.000 en dos meses y otro caballo que tiene que estirarse de 1.600 a 2.000 metros en dos meses. Es una locura en cualquier época y actualmente con la pista de césped en funcionamiento también es inentendible.

Ahora pensemos otro escenario, imaginen que ese potrillo tiene la posibilidad de correr un GP Nacional sobre 2.500 en el césped o elegir el Comparación en la arena sobre los mismos 2.000 metros (también bajamos este,
vinimos por todo) que el GP Ramírez, el GP Latinoamericano, el GP República  Argentina y todos los G1 que se corren en Estados Unidos. Quizás se perdería la chance de ser triple coronado pero podría llegar en mejor forma al GP Latinoamericano y quedar bien posicionado ante cualquier oferta del exterior; a su vez estarían surgiendo nuevos valores mas afines a la distancia por excelencia de la alfombra verde que no tendrían que abandonar su superficie ya que el pasto maroñense está en condiciones de admitir una carta clásica completa y real para fondistas, que abarque desde los 2.400 hasta los 3.200 en un futuro no muy lejano.

Un cambio de estas características nos abriría las puertas (gestiones políticas mediante, obvio) a las deseadas Win and you in que ofrecen en Estados Unidos y Europa, nos daría la posibilidad real de medir a nuestros
caballos con los mejores de la región (sería tentador para los vecinos ya que Palermo no tiene G1 en la distancia desde el 1° de mayo ya que se enfoca en que sus caballos lleguen en condiciones al GP Pellegrini a través del Campeonato Palermo Oro Verde), agregaría un atractivo a la reunión del 6 de enero porque sumaríamos al GP Ramírez en arena sobre 2.000, el GP ABCDEFG (?) sobre 2.400 en el césped y nos depositaría de una vez por todas en el siglo XXI turfístico, dando el espaldarazo necesario a las inversiones públicas y privadas
realizadas en la actividad.

Dejo una pregunta que también sirve como sustento al pedido de cambio ¿Cuánto mas durará este GP Ramírez como G1 internacional? Con poquísimos invitados internacionales en las gateras y con nula proyección extra muros de los últimos diez ganadores (Mr. Nedawi escaparía a la afirmación pero nunca estuvo radicado aquí) es cuestión de tiempo para que su degradación a G2 se someta a estudio de la IFHA.

Ojalá que esta nota sirva para plantear la discusión y que podamos apagar nosotros el Ramírez tal como lo conocemos antes de que su llama se extinga, o peor, se mantenga alumbrando
solo las dos manzanas que rodean al circo de la Avenida Guerra.

DANIEL TORRES

Nota:
todo lo leído anteriormente fue escrito sin conocer el resultado del GP Ramírez 2019, el triunfo brillante de Ajuste Fiscal no cambia ni una letra lo enunciado en estas páginas.

Nota publicada originalmente en la revista Digital Eleturf numero 1379. Leela completa aquí

Te puede interesar