Summer Love tiñó de rosa su enorme corazón

Palermo 07 de octubre de 2018 Por
La hija de Freud puso el corazón para quedarse con el Gran Premio Selección de Potrancas (G1), prueba central de la tarde sabatina, celebrada en el Hipódromo Argentino de Palermo. Fue por medio cuerpo sobre Joy Nidera.
Ver galería _MG_9695
1 / 12 - Summer Love - Gran Premio Selección

GOOD CHANCE

“Nunca subestimes el corazón de un campeón”, fue la frase que dijo Rudy Tomjanovich, cuando su equipo Houston Rockets ganó el anillo de campeón de la NBA en 1995. Y lo mismo pareció decirnos a todos Summer Love en el palo de los 200. Todo ocurrió allí, en ese instante y lugar, luego de que la zaina del “Team Pellegatta” viajará a la descubierta durante gran parte del desarrollo, la vayan a buscar en el codo, y la tengan “contra las cuerdas” en las últimas dos cuadras de competencia. Pero chupino la llamó a correr, invocó al alma de los caballos buenos, de los distintos, de los que no se entregan; y ella lo hizo. La hija de Freud sacó fuerzas de donde parecía solo haber cansancio, puso luz entre las penumbras, renació como el ave fénix, y tiñó de rosa su enorme corazón.

El espejo marcó medio cuerpo para la reservada del Haras Le Leyenda de Areco que contó con un piloto extraordinario en sus riendas, “Chupino” Noriega. Juan Saldivia, uno de los hombres que más trabaja junto a Roberto Pellegatta, fue el encargado de presentarla con los 10 puntos.

El tiempo empleado por la ganadora fue de 2:00.90 para los 2000mts de arena seca. El dividendo: $1.35, en una muestra fiel de que ella también puso el corazón para su público.

Así, Summer Love se coronó como la princesa de nuestro turf. Ratificó su liderazgo y volvió a sacar chapa de pinga. Pero, esta vez, demostró tener eso que tiene los distintos, los que nunca quieren perder, los que cuando las cosas se ponen difíciles, sacan a relucir corazón. ¡Salud Campeona!



Te puede interesar