Sinigual y emotivo final en el Lamadrid

San Isidro 19 de agosto de 2018 Por
Sinigual se quedó con el Clásico Lamadrid (L), una de las pruebas centrales del sábado en el Hipódromo de San Isidro. Fue por cabeza sobre Hat Valor.

banner_UTTA

GOOD CHANCE

Es maravillo el turf. Un espectáculo inigualable se vivió caída la noche del sábado en San Isidro con la definición del Clásico Lamadrid. En los 100 finales, los que tenían un boleto o son parte de los equipos de Café Fuerte, Sinigual, Hat Valor o Shamgar, seguramente se imaginaron cobrando o sacándose la foto. Finalmente, fue cabeza del reservado del Haras La Providencia que guapeó y contuvo todas las cargas.

Altair Domingos estuvo brillante en la silla del pupilo de Pedro Nikel Filho, por varias cosas: primero, porque estuvo atento para aprovechar la velocidad inicial del nieto materno de Southern Halo, para con ella evitar la largada interna, ubicarlo al frente a los pocos metros, y comenzar a buscar hacia afuera. Tan notable fue lo de Domingos que, "sin que nos diéramos cuenta" ya estaban él y Sinigual en la parte exterior intentando contener la carga exterior de Café Fuerte. Luego llegarían las atropelladas internas de Café Fuerte y Hat Valor, pero nuevamente estuvo el notable dúo para soportarlos, y así llegar a una nueva conquista.

El tiempo empleado por el ganador fue de 59.76 para los 1000mts de césped húmedo. El dividendo: luminosos $13.35.

Así, Sinigual se quedó con una carrera extraordinaria, llegó a la tercera de su campaña y se graduó. El hermano ventral del clásico Silver Bullet demostró que tiene velocidad, corazón y guapeza; es decir, todo para triunfar en las carreras de la recta.



Te puede interesar