banner 1200x130

Tiger Feet dibujó su mancha más importante

Palermo 01 de septiembre de 2018 Por
El defensor del Stud Tramo 20 se quedó con el Gran Premio General San Martín (G1), disputado en el festival del sábado en el Hipódromo Argentino de Palermo. Fue por tres cuerpos sobre Llegó Tadián.
Ver galería _MG_7811
1 / 5 - Tiger Feet y Francisco Leandro

banner_UTTA

Evolución. Desde que comenzó a escarlar en las distancias, el hijo de Campanologist no hizo otra cosa que crecer, a pasos agigantados, carrera a carrera. Ganó en 2000mts, luego saltó al Clásico Comparación (G2), y siendo la primera vez que corría sobre 2400mts, arribaba segundo -a 1 1/2cp- del bueno de Balompié. Ahora, en su primera participación en un G1, pero ya conociendo cancha y distancia, se impuso con autoridad y por tres cuerpos. La curva evolutiva del criado en el Santa María de Ararás es notable: ¿Conocemos realmente su techo?, ¿hasta dónde podrá llegar este constante crecimiento?

 Francisco Gonçalves demostró por qué es el líder de la estadística, dándole una conducción milimétrica al zaino de 486 kilos. Soltaron bien, y el piloto brasileño se encargó de serenar y "esconder" a su pupilo, dejando al ligero Llegó Tadián en la vanguardia, y a Balompié como escolta. En el último codo, "Leandrinho" comenzó a arrimar por fuera a su conducido y lo posicionó para encarar la recta final por la parte exterior. En la llanura verde del Argentino, Gonçalves no se apuró, esperó, y llamó a correr en los 300mts finales, cuando mermaban -un poco nada más- las energías del líder. Así, con una conducción notable, llegaron Tiger Feet y su jockey al espejo, estirándole tres cuerpos a Llegó Tadián, el cual dejó tercero a Transonico.

El tiempo empleado por el ganador fue de 2:29.15 para los 2400mts de césped normal. El dividendo: $4.50.

Así, Tiger Feet arribó a su coronación y acumuló la cuarta conquista de su campaña. Emerge en su figura un fondista con capacidad de disputar los Grandes Premios de fin de año, incluso el Carlos Pellegrini, su gran objetivo. ¡Bienvenido a las grandes ligas, Tiger!

Te puede interesar