Café Fuerte sorprendió y esparció su fantástico aroma

San Isidro 14 de octubre de 2018 Por
El hijo de Manipulator se quedó con el Gran Premio Suipacha (G1), una de las pruebas centrales de la tarde de fiesta del sábado en San Isidro. Fue por un cuerpo sobre Sommerwind.
Ver galería CAFE FUERTE - G.P. SUIPACHA (6)
1 / 7 - CAFE FUERTE - G.P. SUIPACHA (6)

banner_UTTA

GOOD CHANCE

Notable campaña acumulaba el criado por el Haras La Pasión, con seis victorias y un notable cuarto puesto en las Estrellas Sprint (G1) de la presente temporada. Pero, el ex pupilo de Elvio Bortulé, y ahora entrenado por Amando Cervantes, tenía como cuenta pendiente lograr una victoria de grupo. El vistoso zaino, no solo que logró su objetivo, sino que lo hizo en la máximo escala internacional.

José Leonardo lo llevó siempre cerca del puntero Don Chullo, viajando al resguardo de la “baranda” y haciendo oído sordo a lo que pasaba en el numero lote de dieciséis ejemplares que se esparcían por el verde césped del Hipódromo de San Isidro. Y así fue que el defensor del stud Mama Adela –estrenó colores- corrió casi una carrera contra el mismo, pasó al frente a la altura de los 200mts finales, y escapó al disco. Fue un cuerpo sobre la pinga Sommerwind, que corrió una gran carrera, pero no logró inquietar con fuerzas al ganador.

El tiempo empleado por nieto materno de Potrillón fue de 54.13 para los 1000mts de césped seco. El dividendo: si, agárrese querido lector: $43.95, algo exagerado para quien escribe estas líneas, teniendo en cuenta las posibilidades del zaino.

Párrafo aparte para su padre Manipulator que está teniendo un año notable, el cual empezó con el bueno de Hyperloop en el Crespo (G3), continuó con el pingo Logrado en el República Argentina (G1), brilló con la potranca Manuca Rosalina en el Selección (G1) de La Plata, y ahora tocó la gloria con el veloz zaino.

Así, Café Fuerte llegó a la séptima victoria de su campaña y se abrazó a la gloria. En su futuro, seguramente esté el Gran Premio Maipu (G1), de noviembre próximo. Y, atención, que desde su entorno lo ven igual, y hasta mejor, en la arena que en el césped. ¡Va por todo!



Te puede interesar